main-banner
foto

Alimentacion Sana y Equilibrada

Una comida sana para gatos debe proporcionar todas las proteínas, grasas, vitaminas, carbohidratos, elementos traza y minerales que necesitan los animales. La relación correcta entre estos nutrientes es tan importante como las cantidades absolutas.

Los gatos necesitan en comparación con el hombre mucho más proteínas animales. Aparte requieren ciertos ácidos grasos, complementos de proteína (aminoácido) y vitaminas liposolubles que solamente existen en comida de origen animal. Por tal razón una alimentación vegetariana es inapropiada para un gato ya que conduce inevitablemente a signos de carencia, como p.ej. un pelo sin brillo, problemas al corazón y a la visión.

Los gatos son denominados como carnívoros sin embargo en la naturaleza se alimentan de su presa entera con piel y pelo, huesos e intestinos tanto como el contenido del estomago y de las tripas. En conclusión una alimentación con pura carne no puede ser balanceada. En realidad una alimentación con pura carne resulta después de un tiempo en signos graves de carencia como p.ej. descalcificación de huesos que produce un esqueleto blando y quebradizo.

El agua es para el gato, como para todos los animales, el alimento más importante de todos. Los gatos que se alimentan con alimento húmedo pueden satisfacer una gran parte de sus exigencias de líquido ya por el agua en la comida. En el caso de gatos que principalmente comen alimento seco se debe cuidar que tomen suficiente agua. Cabe destacar que nuestra leche para gatos no sirve para calmar la sed sino es meramente un alimento que incluso la mayoría de los gatos rechaza y les genera diarrea.

Con una alimentación balanceada y adaptada completamente a sus necesidades los gatos pueden mantenerse sanos y activos aún en su vejez.