¿Puede mi mascota contraer Coronavirus?

Según la información actual, es muy poco probable que las mascotas puedan ser infectadas con el virus humano COVID-19.  Investigaciones recientes revelan que tanto los perros como los gatos no se infectan fácilmente con este virus. Asimismo, no hay evidencia de demuestre que sean una fuente de transmisión y/o contagio a las personas u otras mascotas del hogar.

¿Cómo puedo proteger a mi mascota de contraer Coronavirus?

En este momento, investigaciones recientes sugieren que es muy poco probable que tu mascota pueda contraer COVID-19. Asimismo, no hay evidencia de demuestre que sea una fuente de transmisión y/o contagio a otros miembros del hogar.

Nosotros recomendamos:

  1. Lavado minucioso de manos con agua y con
  2. Evitar tocarnos el rosto
  3. En caso de toser o estornudar, cubrirnos con el pliegue del codo
  4. Mantener a tu mascota alejada de cualquier persona infectada, y limitar el contacto con ella ha estado cerca de alguien infectado.
  5. Realizar paseos cortos y evitar que la acaricien, así como también que se roce con superficies del exterior.  Al ingresar al hogar, limpiarle sus patas con agua y jabón.

¿Puede mi mascota llevar el virus en su piel?

El pelaje de tu mascota es como cualquier otra superficie, por lo que es importante que luego de acariciarla te laves bien las manos con agua y con jabón. Asimismo, mantenla alejada de cualquier persona infectada, y limita el contacto si ella ha estado cerca de alguien infectado.

¿Es recomendable que mi mascota use una máscara o barbijo? 

No hay evidencia científica que muestre que las máscaras protejan a las mascotas de enfermedades infecciosas o contaminantes presentes en el aire. Dada la multiplicidad en la fisonomía de la cara de nuestras mascotas, es poco probable que una máscara se ajuste correctamente. Además, podría ser peligroso colocarles algo en el rostro, ya que podrían asustarse y huir y/o reaccionar de forma agresiva.

¿Puedo sacar a pasear a mi mascota?

¡Claro que sí! Procura que sea un paseo breve utilizando una correa. Es preferible limitar la interacción con otras personas y/o mascotas y evita que se roce con superficies del exterior. 

Al ingresar a tu hogar, límpiale sus patas con agua y con jabón; y siempre recuerda higienizarte tus manos correctamente.

¿Puedo cuidar de mi mascota si estoy enfermo?

Si es posible, que otro miembro de tu familia, un amigo y/o una persona de confianza cuide de tu mascota durante ese periodo. En caso de no poder contar con nadie, recuerda lavarte bien las manos antes y después de tocar a tu mascota.

¿Existe algún riesgo de que mi mascota contraiga coronavirus de su comida?

No existe riesgo que tu mascota se vea afectado por el brote actual de coronavirus Covid-19, ni siquiera vía su alimento, ya sea a través del embalaje o la comida en sí. Ten por seguro que las normas y protocolos de higiene en los procesos productivos de todas nuestras plantas industriales, son suficientes para destruir el virus.

Los lugares donde obtienen sus materias primas, ¿son seguros para mi mascota?

Nuestras materias primas provienes de muchas regiones de todo el mundo y sólo utilizamos ingredientes de alta calidad que cumplen con las leyes locales, así como con nuestros propios altos estándares de calidad. Tanto las condiciones como las normas y protocolos de higiene en los procesos productivos de todas nuestras plantas industriales son suficientes para destruir el virus.

No puedo encontrar mi comida habitual en ninguna tienda, ¿qué ha pasado?

Nuestras plantas industriales continúan haciendo los alimentos que tu mascota necesita y ama, por lo que no hay escasez de nuestros productos. Asimismo, estamos trabajando estrechamente con nuestros equipos de planeamiento para asegurarnos de seguir alimentando a todas las mascotas alrededor del mundo.

Es importante que todos los dueños de mascotas sean considerados y solidarios para con otros, y sólo compren la comida que su mascota necesita.

Me estoy quedando sin mi alimento habitual, ¿puedo cambiar su dieta por un tiempo?

¡Si! Lo ideal es elegir un alimento similar (seco o húmedo) e incorporar lentamente pequeñas cantidades en el transcurso de una semana para garantizar que un cambio repentino no cause un trastorno digestivo. Si así ocurriese, consulta con tu veterinario.

Me preocupa mi situación personal y no poder darle el alimento suficiente a mi mascota. ¿Qué hago?

Sabemos que puede ser un momento preocupante y que siempre deseas lo mejor para tu mascota. Por ello, estamos trabajando estrechamente con todos nuestros socios de refugios para mascotas, por lo que te sugerimos ponerte en contacto con ellos para obtener ayuda.